Cultivos al Aire Libre

El trabajo continuado de nuestros más de 400 socios ha logrado significarse en el mercado europeo como la mejor alternativa en calidad de producto. Y es que el cultivo al aire libre no solo confiere calidad y diferenciación, sino que además nos permite la comercialización del tomate y otras hortalizas en periodos del año en los que el cultivo no es posible para otras zonas.


El cultivo al aire libre aporta al producto un sabor mucho más intenso y un color y cualidades inigualables, siendo uno de los pocos productores españoles que mantiene este tradicional sistema.

Las características geográficas de la zona, a casi 1.000 metros de altura, también influyen positivamente en la calidad y presentación de nuestras hortalizas dando un toque de distinción y singularidad.

El llano es un valle totalmente cerrado, con una extensión de unos 10 kms. de largo y 3.5 kms. de ancho. Su formación geológica recibe el nombre de polje o poljé, para ser más exactos; es decir, un tipo de relieve caracterizado por el modelado en hueco de las rocas que son, sobre todo, calcáreas. Los poljés son vastas depresiones cerradas, de fondo plano, abundantes en Bosnia-Herzegovina, de donde procede su nombre.